idioma:  it | en | no | es | fr | de | jp | ru | el | ro
Home  »  La Empresa  »  Historia del Peltre

Historia del Peltre

Tiempos antiguos

El peltre, menos caro que la plata pero igualmente bonito y sugestivo, se piensa que fue utilizado por primera vez en la Edad del Bronce (3500 a.C-1200 d.C). Se trata de una liga de estaño (alrededor del 96%), cobre y antimonio, mientras que el bronce está formado principalmente por cobre, con una pequeña cantidad de estaño. Expertos de metalurgia creen que el peltre podría ser estado inventado cuando las cantidades de metal en la aleación fueron invertidas, por casualidad o por designio.

El peltre se utilizo para la realización de objetos útiles y elegantes en el curso de los últimos tres milenios, con referencias hallables tanto en la Biblia como en textos del antiguo Egipto y del Imperio Romano. El comercio del estaño remonta a los tiempos de los Fenicios antes y de los Romanos después – de hecho, se considera que las grande disponibilidad de materias primas para el peltre (estaño) en Cornualles sea la razón que motivó a César a invadir la Gran Bretaña después de seguir las primeras derrotas comerciales de los Fenicios. El estaño es hoy el cuarto metal más precioso, después del platino, del oro y de la plata, y durante muchos siglos se ha considerado como buena opción alternativa a la plata.

Las primeras fuentes de Estaño en Europa provenían de Cornualles, Devon, Bretaña y de la Península ibérica. Hasta la época romana en Italia se utilizaba también el estaño toscano pero, según Plinio el Viejo, la extracción de estaño en la península italiana se suspendió ya en el 80 d.C por un decreto senatorial. El centro de la empresa italiana del Peltre, Venecia, importó el estaño desde el Medio Oriente hasta al siglo XV, cuando fuentes más económicas se volvieron disponibles en Cornualles.

Peltro dei Tempi Antichi 01 Peltro dei Tempi Antichi 02

Desde el Medioevo hasta la Ilustración

En los siglos obscuros y en el Medioevo la producción de objetos en Peltre fue limitada por los conflictos que inflamaron toda la Europa continental, reduciendo la producción de estaño. El peltre, en aquel período, fue utilizado sobre todo para la iconografía religiosa y también por los ricos comerciantes y por los reyes. Se narra que en el 1290 d.C Eduardo I de Inglaterra se jactaba de tener más de trescientos platos, saleros y bandejas de peltre, sin poseer ninguna vajilla de plata. Más tarde, en la edad renacentista, con el mejoramiento de los estándares de vida y con el progreso tecnológico que se iba difundiendo por toda Europa entre el siglo XIV y el XVII, el peltre llegó a ser importante en la evolución social y económica de la sociedad, y sustituyó gradualmente la madera y la arcilla en la realización de artículos para la casa, como los platos y la cuchillería. Durante ese período se difundieron en Europa las corporaciones artesanales, que regularizaron la cantidad del trabajo de los peltreros; entre ellas cabe recordar el gremio de los peltreros en Nüremberg y la Venerable Compañía de los Peltreros en Inglaterra. Italia ofreció un panorama muy rico y variado de experiencias, a partir del nombre que dichas instituciones se dieron en diferentes ciudades: Arti, Ordini, Collegi... Fraglie en Venecia y Paratici en Brescia.

Paratico dei peltrai a Brescia - Corporazioni delle arti e mestieri

La Edad de Oro del Peltre

El XVI y el XVII fueron dos siglos de oro para el Peltre, que llegó a ser el componente principal de vajillas y objetos litúrgicos universalmente utilizados en toda Europa. Las técnicas artesanales se habían desarrollado mucho, llegando a un nivel de sofisticación que permitió la realización de objetos de grande valor estético, en particular cremieras, teteras y soperas conformes a las modas de la época, contenedores de bebidas como té y café y garrafas y bocales para vino y cerveza. El peltre llegó a estimarse tanto no solo por su funcionalidad, sino también por su grande belleza decorativa.


La Edad de Oro para el Peltre - Platos La Edad de Oro para el Peltre - Candelabros La Edad de Oro para el Peltre - Lecheras, Teteras La Edad de Oro para el Peltre - Picheles, Soperas

El Voluble Encanto del Siglo XIX

En el siglo XIX la predilección para las lineas limpias y funcionales hizo aparecer los peltres realizados en estos estilos menos fríos y asépticos, y de esa manera la afección para el peltre disminuyó. Cuando la decoración comenzó volvió en boga, en la segunda parte del siglo XIX (se trata de la época del Art Nouveau y, en Italia, del estilo Liberty), porcelana, vidrio y acero habían desde hace tiempo usurpado el peltre. Fue en este período que un nuevo tipo de peltre, conocido como Bretaña metal, llegó a ser muy popular en virtud de su aspecto argénteo y sus lineas dulces, adecuadas a las modas del momento. El estilo floreal del Art Nouveau permitió a los maestros peltreros de crear algunas verdaderas obras maestras: empresas como Orivit, WMF, J.P. Kayser and Sohn en Alemania y Liberty & Co en el Reino Unido, abrazaron el estilo Art Nouveau y el estilo Revival del arte céltica. El peltre Art Nouveau era, y sigue siendo, particularmente deseado por los coleccionistas.

Tiempos Modernos

Afortunadamente algunos laboratorios artesanales consiguieron sobrevivir a la industrialización del posguerra, y hoy en día el peltre artesanal atraviesa un período de renacimiento, en particular el peltre producido en las regiones septentrionales de Italia, extremadamente agradecido a nivel mundial por su diseño y manufactura. Libre desde cualquier huella de plomo, muchos laboratorios de peltre han conservado los estilos tradicionales, que se habían transmitido de generación en generación. Los laboratorios peltreros contemporáneos, según las capacidades de los peltreros que trabajan en ellos, siguen creando diseños innovadores y elegantes, uniendo los estilos del pasado con la frescura del design del siglo XXI,donando a este antiguo material un carácter actual y contemporáneo.